ARTE FLORAL IKEBANA

¿Qué sería del hombre sin la naturaleza? Esta cuestión ha sido planteada por multitud de artistas a lo largo de los años. Sin embargo, es en el país del sol naciente donde la naturaleza se convierte en auténtico arte gracias al arreglo floral o ikebana. Este se basa en la belleza efímera de una flor, con gran carga simbólica y compositiva.

Gracias a Pablo de Ikebana; Arte floral japonés por un trabajo tan delicado y elegante para #RamenKagura Ópera.

El ikebana puede definirse como un arte disciplinado en el cual la naturaleza y el ser humano se unen. También puede interpretarse como una reflexión acerca del paso del tiempo. Otro aspecto presente en el ikebana es el minimalismo. De este modo, la sencillez está presente en la mayoría de composiciones y creaciones basándose todas en diferentes estructuras geométricas. Aquí juega un papel clave no solo los elementos vegetales sino también el contenedor, que equilibra la composición dándole unidad.

A diferencia de otros adornos de flores y plantas, Ikebana juega con las formas y los espacios vacíos. No es un jarrón con un ramo de flores, como pueden pensar algunos al verlo, sino un arte que quiere armonizar todo el conjunto, jugando con formas asimétricas, dejando espacios vacíos para crear volumen y adaptándose al sitio en el que se quiere colocar. Es lo más parecido a la arquitectura japonesa tradicional que se puede conseguir con flores, plantas y semillas.

MORE RECENT NEWS